Teatro griego de la antiguedad

Posiblemente el teatro griego nació en las dionisicas, fiestas en honor del dios Dionisio en la que se cantaban himnos en su honor llamados ditirambos. El coro era interrumpido por comentarios de su director o corifeo. En el siglo VI a.n.e. se introdujo la novedad de otro actor que dialogaba con el corifeo.

En el año -534 Pisístrato dispuso que en las fiestas dionisíacas atenienses se hicieran representaciones dramáticas compuestas por tres tragedias y una obra satírica.

La tragedia es una de las principales obras literarias de los griegos. Destacan tres autores: Esquilo, Sófocles y Eurípides. Esquilo es el primer autor de importancia del que se conservan obras (aunque solo una parte). Dijo Aristóteles que Sófolces representa al hombre como debe ser y Eurípides como es. Otra manifestación importante fueron las comedias, cuyo autor más representativo es Aristófanes.

Muchas tragedias griegas coinciden en la temática de la historia que narran. Así, se habla del ciclo de Tebas y el ciclo de Argos, los dos grandes temas de la tragedia griega. Por contra, en la comedia abunda la creación de historias nuevas. Ver: Martín de Riquer y José María Valverde. Historia de la Literatura universal, Editorial Planeta. Tomo 1, capítulo 2.